Además de la reconocida Ruta Normal de ascenso hacia la cumbre del Centinela de Piedra, existe una ruta que cada vez genera más adeptos, sobre todo para quienes quieren disfrutar una experiencia completa en el cerro Aconcagua.

Esta travesía comienza transitando el hermoso Valle de Vacas. Es una larga caminata de 3 días para llegar al campamento base que nos ayudará en el proceso de aclimatación a la altura. El entorno natural es muy diferente a otros valles, ya que hay una mayor presencia de flora y fauna, lo que hace que mientras caminamos disfrutemos de un paisaje exclusivo, con una increíble vista de la cara este del Aconcagua y del Glaciar de los Polacos. Además es una de las rutas menos transitadas, por lo que hay menos impacto de la mano del hombre en el entorno natural.

Durante el trekking previo al arribo al campamento base se vive una experiencia más cercana a la vida de montaña. No existen campamentos fijos en la aproximación, así que realizaremos camping en tienda, disfrutaremos comida típica argentina cocinada a las brasas y tendremos la oportunidad de compartir la cultura propia de los arrieros, ya que acamparán junto a nosotros.

Al campamento Base Plaza Argentina se llega luego de transitar la Quebrada del Relincho. Durante este trekking subiremos casi 1000 metros hasta llegar a los 4200 m. El campamento Plaza Argentina es la base para los ascensos por la pared Este (Ruta directa Glaciar de los Polacos) y de la Ruta Falso Polacos o Travesía del Ameghino.

La ruta de ascenso es el producto de la combinación entre la Travesía de Polacos, Travesía del Ameghino, Ruta del Valle de Guanacos y Ruta Normal.

Luego de todos los preparativos iniciaremos el ascenso transitando la primera parte por la Ruta de los Polacos al Campo 1. Luego haremos una travesía por el portezuelo del Cerro Ameghino y seguiremos ascendiendo hacia el Campo 2. Desde allí, subiremos al Campo 3 a través de la parte superior de la ruta del Valle de Guanacos. A esa altura ya habremos recorrido la cara este y cara norte del Aconcagua. Finalmente alcanzaremos la cumbre recorriendo el último tramo de la Ruta Normal, por la cara Oeste.

El descenso se realiza por la Ruta Normal hasta el campamento base Plaza de Mulas, el más grande del Parque Aconcagua, donde brindaremos y festejaremos por haber logrado nuestros objetivos.

Al día comenzaremos el camino de retorno a la Ciudad de Mendoza. Llegaremos al campamento Confluencia, donde podremos descansar y tomar algún refrigerio y continuaremos hacia la Laguna de los Horcones, desde donde podremos observar la cara Sur del aconcagua, con sus imponentes glaciares.

Así, finalmente nos despedimos del Parque Aconcagua habiendo conocido y disfrutado todas las caras del Aconcagua.